Piratas del asfalto: cómo captar choferes, el nuevo modus operandi

Los dos hombres se conocían de cuando eran colegas y compartían muchas horas en las rutas argentinas arriba de camiones de transporte de carga. Hacía tiempo que no se veían. Pero la distancia no les impidió llegar a un rápido acuerdo. Sólo bastó con una pregunta y una oferta: “¿En este viaje qué llevás? Tenemos 80.000 pesos para darte a cambio de la mercadería”. La respuesta no se hizo esperar y el trato estaba hecho.

Así captan hoy a choferes infieles y, de esa manera, funcionaba una banda criminal que en los últimos nueve meses protagonizó por lo menos 12 hechos depiratería del asfalto. En el mundo del hampa, se denomina a este modus operandi como “robo llave en mano”.

La organización fue desbaratada hace 20 días y en las próximas horas se definirá la situación procesal de los siete sospechosos detenidos. Otros dos delincuentes están prófugos.

La modalidad “robo llave en mano” no era la única forma de operar que tenía la banda investigada. También se dedicaba a interceptar a los camiones, en un punto estratégico del trayecto, para después llevar la mercadería a depósitos y galpones que la organización tenía en el conurbano bonaerense y en la ciudad de Buenos Aires.

Así lo informaron a la nacion fuentes de la Unidad Especial de Investigación en Delitos de Transporte de Carga de Zárate-Campana, conducida por el fiscal Facundo Flores y voceros de las policías Metropolitana y bonaerense. Los sospechosos detenidos están acusados de robo calificado y hurto agravado.

La organización criminal, bautizada por la policía bonaerense como La Banda del Mercosur, se dedicaba a todo tipo de carga: desde botellas de bebidas como Fernet, artículos de perfumería y limpieza hasta agroquímicos y fertilizantes.

El botín del que se hicieron los delincuentes investigados es millonario, según las estimaciones policiales y judiciales. Por ejemplo, en febrero pasado, la policía bonaerense recuperó un camión robado cargado de artículos de la empresa Johnson, en especial de su artículo el desinfectante Lysoform, valuado en 500.000 pesos, que estaba oculto cerca del Parque Industrial de Pilar. A los productos de limpieza hay que sumarles dos camiones cargados con botellas de Fernet, mercadería también valuada en 500.000 pesos.

La investigación comenzó en julio pasado después de un hecho de piratería del asfalto sucedido en la ruta 9, en inmediaciones de la ciudad de Campana. El fiscal Flores y detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Zárate-Campana comenzaron a rastrear las pistas de los delincuentes.

Si bien el primer hecho ocurrió en la ruta 9, otros robos fueron en la ruta 8, cerca de Pilar, y en el Camino de Cintura.

“La banda habría protagonizado 12 hechos en el tiempo que duró la investigación. Las escuchas telefónicas no dejaron lugar a dudas: una de las metodologías utilizadas por los delincuentes era la captación de choferes infieles que, a cambio de una importante suma de dinero, entregaban la mercadería y después simulaban un robo”, dijo a la nacion una calificada fuente judicial.

El mismo informante sostuvo que el integrante de la banda encargado de buscar a los choferes infieles había trabajado años atrás como camionero. “Tenía amistades en el sector. En una escucha telefónica, quedó en claro que a un chofer le ofrecieron 80.000 pesos para convencerlo de entregar la mercadería”, agregó la fuente judicial.

“Bajadas”

Una vez que los delincuentes tenían el camión, llevaban la mercadería a sus galpones y depósitos, denominadas “bajadas”.

“Una de las «bajadas» que tenía la banda era una guardería de camiones. Hasta allí llevaban los semirremolques con la mercadería robada hasta que lograban vender la carga. El lugar, entre tantos vehículos, era ideal para pasar inadvertidos”, explicó una fuente de la investigación.

La organización fue desbaratada después de una serie de operativos hechos en Florencio Varela, Bernal, Lanús, Monte Grande, Berazategui, José C. Paz, Pilar, La Matanza y en los barrios de Belgrano y Nueva Pompeya, según informaron fuentes policiales.

“En los allanamientos, se secuestraron quince armas de fuego, municiones de distintos calibres, dos automóviles, dinero en efectivo, un inhibidor satelital, equipos de telefonía celular y de radio, y remanente de partidas de mercaderías sustraídas en diferentes golpes”, informaron fuentes de la policía bonaerense.

Según fuentes de la Policía Metropolitana, entre las armas secuestradas había tres fusiles de asalto liviano (FAL), cuatro escopetas, tres carabinas, dos pistolas, dos revólveres, 1100 municiones de distintos calibres, dos frascos con pólvora, y elementos para la fabricación y recarga casera de proyectiles.

Los números de la banda

Detenidos

Entre los sospechosos, hay una mujer. En las próximas horas, se define su situación procesal.

500.000 Pesos

Es el valor de camiones cargados de botellas de Fernet que la banda había robado.

 

Fuente: La Nación

 

Artículos Relacionados