Los piratas del asfalto que robaban sus propios camiones

Eran golpes perfectos. Los piratas del asfalto seguían a su presa, detenían el camión, desactivaban el sistema de seguimiento satelital, y llevaban el camión hasta un sitio donde esperaba otro camión donde hacían el trasbordo de la mercadería.

Los controles de la Policía Caminera de Córdoba, donde se cometió la mayoría de los atracos, nunca sirvieron para desactivar esta banda de piratas del asfalto.

Fue el fiscal federal Facundo Flores, de la Unidad Especial de Investigación de Delitos cometidos contra el Transporte de Cargas del Departamento Judicial de Zárate-Campana, quien dirigió la investigación y con efectivos de Gendarmería Nacional desactivó una organización que había montado una empresa de transportes, que se autorrobaba la mercadería, simulando ser víctimas de piratas del asfalto.

En las últimas horas fueron detenidos seis sospechosos, entre ellos el presunto líder de la banda. Además “fueron secuestrados siete camiones, seis semirremolques, tres camionetas Hilux y BMW, un auto Peugeot; 10 bidones de pólvora; unas 5.000 ojivas, cajas de fulminantes, computadoras y teléfonos celulares, $ 50.000 en efectivo y $ 70.000 pesos en cheques”; además de “documentación referida a la maniobra ilícita investigada, como las falsas denuncias correspondientes a los “autorrobos” y documentos apócrifos”, señala un comunicado de Gendarmería.

El fiscal Flores le dijo a la radio Jesús María que “cuatro de los apresados son oriundos de Tucumán, pero están radicados en Jesús María” y que “con la fachada de una seudoempresa de transporte, transportaban mercaderías de otras personas y denunciaban falsamente que sufrían robos a manos de piratas del asfalto en las rutas. Luego, revendían esa mercadería en el mercado negro”.

Los operativos se realizaron en un domicilio del barrio Villa Retiro en la ciudad de Córdoba, además de las localidades de Jesús María y Colonia Caroya a 50 kilómetros al norte de esta Capital.

La investigación comenzó en la ciudad bonaerense de Campana tras comprobarse robos falsos. Sin embargo, hay damnificados en otros puntos del país como Tucumán, Chaco y Santiago del Estero. Por caso, en Tucumán, se detectaron unos 200 robos falsos ocurridos desde 2010.

Fuente: Clarín

Artículos Relacionados